10 consejos para subir El Avila con niños y hacerlo una aventura inolvidable.

Compartir con niños la experiencia de subir El Avila, es una forma de compartir el amor por nuestra montaña.

Te traemos 10 consejos básicos para subir El Avila con niños y que sea el inicio de la aventura de sus vidas.

La naturaleza es el escenario perfecto para que desarrollen sus habilidades y destrezas mientras hacen los que más les gusta, compartirlo con sus padres, así que a empezar hoy mismo tomando en cuenta éstos 10 consejos básicos para comenzar.

10 consejos básicos para subir El Avila con niños

  1. Importante escoger senderos básicos o cortos que no superen las 2 horas de ascenso a ritmo infantil, la idea es disfrutar al máximo y que cada ascenso sea una experiencia maravillosa y para recordar.
  2. El paseo debe ser divertido, una oportunidad para descubrir, explorar ya aprender. No debemos perder de vista que el concepto de ejercitar no es para niños y el Ávila es un mundo para crecer
  3. Mantente en los senderos conocidos, preferiblemente con mucho tráfico
  4. Inclúyelos en toda la planeación y consulta con ellos el mapa todo el camino
  5. Enséñales a disfrutar los sonidos de la naturaleza, jueguen a identificar sonidos de animales en el ascenso. La naturaleza, sus cascadas y caminos tienen sus propios sonidos.
  6. Chequea las condiciones meteorológicas con anticipación y toma previsiones
  7. Facilítales una cámara y permiten que capten lo que les parece interesante a través de sus ojos y después compartir los descubrimientos en familia, esto fortalece su vínculo con la naturaleza
  8. Valida con frecuencia la hidratación, lleva frutas como mandarina, naranja, cambur o guayaba y facilita las paradas para consumir agua y alimentos.
  9. No olvides el protector solar, un repelente de insectos y un antialérgico en tu equipo básico de primeros auxilios
  10. Que lleve su propio morral. Prepara un morral pequeño y liviano que puedan llevar los niños

Documéntate con historias para contar sobre los sitios que visitarán, eso estimula su imaginación

A partir de los 5 años los niños son capaces de valorar el paseo y expresar sus emociones, estados de ánimos y cómo de sienten físicamente.

Subir El Ávila con niños fortalece los vínculos, desarrolla su autoestima y aprenden a superarse, Haz del paseo una experiencia de aprendizaje para ambos y recuerda Basura Cero.

Las rutas idóneas para subir el Avila con niños son:

  • Puesto de Guardaparques Estribo de Duarte
  • Los Venados
  • Puesto de Guardaparques La Julia
  • Pajaritos hasta llegar a la Quebrada
  • Sabas Nieves
  • Si las rutas llevan a actividades como camping, canoping o parapente, de seguro serán una aventura extrema inolvidable para los niños.

¿Ya has subido con niños? ¡Cuéntanos tu aventura!